viernes, 24 de febrero de 2012

Ahora tú.

Llegados a un punto, te paras a pensar lo mucho que necesitas a una persona en tu vida, esa persona que aparecerá para cambiártela, para hacerla más bonita, para hacer que todo cobre un poco más de sentido. Deseas muchas veces que aparezca ya, que venga a salvarte de tus problemas, que venga a sacarte una sonrisa, a darte un abrazo, a besarte.. Piensas en el vuelco que cobrará tu vida, ese giro de 360º, esa locura que te falta. Pero en muchas otras ocasiones, te paras a pensar en que pasará cuando tengas a esa persona en tu vida. Es entonces cuando llegan los pensamientos, cuando más te rayas, cuando no paras de pensar y pensar en si esa persona es lo que verdaderamente deseas. Si es la persona con la que quieres empezar a compartir tu vida, tus manías, todo. Es ahí cuando verdaderamente la vida cobra algún sentido, cuando decides dejarte llevar, cuando decides decirle a tu cabeza; " Alto ". Simplemente piensas en dejarte llevar, en hacer lo que te apetezca, lo que necesites en ese momento. Yo necesito mirarte a los ojos, ver esa cara que pones cuando clavo mi mirada en ti, esos coloretes que se te ponen, y sobre todo, esa sonrisa tan bonita que se te escapa entre un; "No me mires así". Quizás haya tenido un millón de dudas, incluso puede que llegue a tener un millón más, pero de lo que verdaderamente estoy segura, es de que decidiste que volviera a formar parte de tu vida. Supiste darte cuenta y le hiciste caso a tu corazón y no a la cabeza. Y eso hace sentirte la persona más feliz del mundo, hace que se te escape esa sonrisa y a la vez pienses lo afortunada que eres de tenerlo a él en tu vida, pero sobre todo te hace sentir valorada. Quizás la vida le haya dado la razón a los que me decían una y otra vez, que cuando menos lo esperara aparecería esa persona, esa persona que me sacaría una sonrisa cada mañana. Quizás la vida me haya cerrado una vez más la boca, pero esta vez no me la cierra con lágrimas, me la cierra con una sonrisa.

viernes, 17 de febrero de 2012

Nunca desvalorices a nadie. Guarda a cada persona en tu corazón. Porque un día te puedes acordar que perdiste un diamante cuando estabas muy ocupado coleccionando piedras.

miércoles, 15 de febrero de 2012

jueves, 9 de febrero de 2012

Me gustan los secretos, las señales y las frases con doble sentido. No me gusta lo común, pero si lo inesperado. Me gusta escribir en los cristales empañados, y los detalles insignificantes. Me gusta coleccionar entradas de cine y todo tipo de objetos que me recuerden momentos. Me gusta escribir donde no se puede y leerlo al cabo del tiempo. No me gustan los silencios incómodos, pero si los que están repletos de significados, me gustan las historias de amores improbables, pero no imposibles. Los sueños que me dicen cosas que no sé o no quiero saber y las canciones que me hacen recordar. Robar sonrisas, suspiros y algún que otro te quiero. Me gustan las estaciones de tren y los puentes que tienen historias que contar. Descubrir lugares escondidos y las calles antiguas, me gusta la adrenalina, me gusta, pero más me gustas tú, te lo aseguro.

jueves, 2 de febrero de 2012

Buscando tus caricias y tentando a la locura, buscando lo que nunca encontré.